julio 25, 2024

el fantasma del 0-5 y el «mirá que te como», del Dibu Martínez


Colombia será el rival de Argentina en la final de la Copa América, que se jugará el domingo en Miami desde las 21 (hora argentina). La selección cafetera no es uno de los tradicionales rivales del seleccionado argentino, no es un clásico como el rioplatense con Uruguay, o el Superclásico de las Américas como con Brasil. Pero desde 1993, siempre hay algo especial en cada choque. En este, además, el equipo de Néstor Lorenzo llega con un invicto de 28 partidos, el mayor de su historia. Y la última vez que cayó fue justamente ante Argentina: el 1° de febrero de 2022 en Córdoba, por 1-0, con gol de Lautaro Martínez.

Desde 1942, ambos seleccionados se han enfrentado en 40 ocasiones y la mitad (20) fueron triunfos argentinos. Los colombianos ganaron 9 y hubo 11 empates. En los primeros choques, la superioridad albiceleste era abrumadora: 9-1 en Santiago de Chile, el 7 de febrero de 1945; 6-0 en Guayaquil, el 18 de diciembre de 1947; y 8-2 en Lima, el 13 de marzo de 1957. Los tres primeros enfrentamientos oficiales fueron por Copa América.

Tras cinco triunfos al hilo de Argentina, la primera victoria de Colombia fue por 1 a 0 en un amistoso disputado en Bogotá el 24 de agosto de 1984, ya con Carlos Bilardo como técnico. Pero en las Eliminatorias, el equipo del Narigón se impuso en los dos encuentros: 3-1 en Bogotá y 1-0 en Buenos Aires. Sin embargo, la primera gran alegría de los colombianos fue en la Copa América que se jugó en Argentina en 1987 y que tuvo al Pibe Carlos Valderrama como el mejor jugador del torneo.

El 11 de julio, en un Monumental semi vacío, con el público silbando a los campeones del mundo y una niebla inédita en la ciudad de Buenos Aires, Colombia se impuso 2 a 1 con goles de Gabriel Gómez y Juan Jairo Galiano, y se quedó con el tercer puesto. En ese momento nació una nueva era en el fútbol colombiano.

James Rodríguez y Luis Díaz quieren festejar en Miami. EFE/EPA/ERIK S. LESSERJames Rodríguez y Luis Díaz quieren festejar en Miami. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Al partido siguiente, un amistoso en Barranquilla el 9 de marzo de 1989, Colombia sumó una nueva victoria sobre Argentina, la tercera en diez partidos. Pero dos años después, en la Copa América de Chile 91, el equipo del Coco Basile se coronó campeón tras vencer en la última fecha de la fase final por 2-1. La paternidad se ampliaba a 8 triunfos contra 3, sin empates. Las dos primeras igualdades sucedieron en la Copa América de Ecuador en 1993. En la fase de grupos, terminaron 1-1, y en semifinales, tras el 0-0, Argentina se impuso en la tanda de penales por 6–5 con un penal clave atajado por Sergio Goycochea, el primero de los tres mano a mano de la historia.

La nueva era del fútbol colombiano se consolidó en las Eliminatorias para Estados Unidos 94. La era Basile llevaba un invicto de 31 partidos oficiales sin perder desde 1991, más otros dos amistosos no oficiales contra Resto de Europa y Resto de América. Parecía invencible. Hasta que viajó a Barranquilla para jugar con Colombia por la tercera fecha del grupo A, tras vencer 1-0 a Perú en Lima y 3-1 a Paraguay en Asunción. El equipo dirigido por Francisco Pacho Maturana se impuso 2-1 con goles de Iván Valenciano y del Tren Adolfo Valencia. El Mencho Ramón Ismael Medina Bello anotó para el seleccionado argentino que perdió el invicto.

Lo que parecía un trámite para Argentina después de vencer 2-1 a Perú en el Monumental, comenzó a complicarse tras igualar con Paraguay 0 a 0. En la última fecha de la fase de grupos, la Selección recibía a Colombia en el estadio de River. Aquel fatídico 5 de septiembre de 1993. Inolvidable para los colombianos. Inesperado para los argentinos. Fue un concierto del equipo de Maturana y una pesadilla para el del Coco Basile. Fue 5-0 con goles de Freddy Rincón (2), Tino Asprilla (2) y el Tren Valencia. Liderados por el Pibe Valderrama, Colombia se clasificaba al Mundial y Argentina tenía que ir a jugar un repechaje con Australia.

La tapa de El Gráfico tras el 0-5 de Argentina ante Colombia, el 5 de septiembre de 1993 en el Monumental.La tapa de El Gráfico tras el 0-5 de Argentina ante Colombia, el 5 de septiembre de 1993 en el Monumental.

Desde entonces, si bien Argentina amplió su paternidad (de los últimos 25 partidos ganó 12 y perdió 4), los encuentros se hicieron más picantes con tres que se destacan por sobre todos. El primero, el 3-0 de Colombia en la fase de grupos de la Copa América de Paraguay en 1999. El día de los tres penales errados por Martín Palermo.

Los últimos dos, mano a mano en instancias decisivas de Copa América. El primero, en Chile 2015. El 26 de junio, en Viña del Mar, se encontraron en cuartos de final. Tras igualar 0-0, fueron a la tanda de penales y Argentina se impuso por 5 a 4. Sergio Romero le atajó un penal a Camilo Zuñiga y fallaron Muriel y Murilla, mientras que de los argentinos no marcaron Lucas Biglia y Marcos Rojo.

Video

El arquero buscó desconcentrar a los pateadores colombianos utilizando frases como «Mirá que te como, hermano».

El segundo, más reciente, en la Copa América 2021 en Brasil. El día que Dibu Martínez apareció en toda su dimensión, el día del “mirá que te como, hermano”. El 6 de julio, en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, Argentina ganaba 1-0 con gol de Lautaro Martínez a los siete minutos pero igualó Luis Díaz a los 16 minutos de la parte final. En la tanda de penales, Dibu atajó tres remates: Davinson Sánchez, Yerry Mina y Edwin Cardona, la Selección venció 3-2 y se clasificó a la final.

“En el entretiempo, los jugadores colombianos nos habían dicho éramos pecho frío y perdíamos las finales«, confesó tiempo después el Dibu Martínez para justificar la reacción en la tanda de penales. Tras atajar el remate de Sánchez, ya más confiado, empezó el show mientras Mina acomodaba el balón. El «mirá que te como, hermano, que se escuchó como nunca porque en tiempos de pandemia no había público en los estadios, sigue siendo todo un símbolo de la resurrección de la Scaloneta y de la consolidación de Dibu en el arco argentino.



Source link